…si debes lo haces.

Debía. Por Historia familiar. Por mi pequeña familia.

IMG_1379

IMG_1385

IMG_1366

IMG_1392

 

Hace un par de años abandoné la fotografía por cobardía, por aburrimiento, por no gestionar las intenciones hacia el futuro. Este blog se ha perdido increíbles viajes y me duele ahora, a posteriori, pero lo retomo por última vez por la mejor de las causas: deja un legado. Eso es la fotografía.

-No digo eso, pero no me haces fotografías de embarazadas como otras parejas.

-Ahora mismo no puedo, cuando tengas la barriga correcta tendrás las fotografías correctas.

O no tan correctas, porque y a pesar de no haber olvidado las nociones básicas, apenas he reeducado la retina en una semana. Insuficiente, pero sí, muy por encima del resto de novios, maridos y amantes. Lo sé, soy un imbecil integral. Pero no son fotografías adecuadas, de ello soy consciente, eso es cuestión de tiempo y práctica, lo que no me negará nadie es la emoción.

Una tarde memorable. Un encuentro con uno mismo, con la pareja y cómo no ¡nuestra hija! Que no os engañen: Nadie va a devolveros las horas de más en el trabajo, de escucha de problemática ajena y asuntos varios. La vida es un bosque y tus dos mujeres: la viva y la coleando. Porque colea y de lo lindo.

Y sí, muere aquí este blog que no me representa.

Tal vez pueda crear otro. U otros medios.

Es hora de especializarse en fotografía de bebés.

Gracias.